jueves, 18 de junio de 2015

FRASES DEL PADRE PIO PARA EL MUNDO


























"Ten por cierto que cuanto más crecen los asaltos del demonio, tanto más cerca del alma está Dios."
"Tengamos bien esculpido en nuestra mente lo que dice el divino Maestro: en nuestra paciencia poseeremos nuestra alma."
"Mediten en la palabra de Dios y ella adquirirá el poder de destruir sus naturales inclinaciones hacia lo material."
"El sufrir es de todos. El saber sufrir es de pocos."
"Cuando se hace bien, la oración conmueve el corazón de Dios y le invita, siempre más, a acoger nuestras súplicas."
"Buscar sí la soledad, pero sin faltar a la caridad con el prójimo"
"Jesús llama a los pobres y sencillos pastores por medio de los ángeles para manifestarse a ellos. Llama a los sabios por medio de su misma ciencia. Y todos, movidos por la fuerza interna de su gracia, corren hacia él para adorarlo"
"Los corazones fuertes y generosos no se afligen más que por graves motivos, e incluso estos motivos no logran penetrar en lo íntimo de su ser"
"La vanagloria ha sido llamada con acierto por los santos carcoma de la santidad."
"El sufrimiento no es abandono, por tanto, todo esto, sino amor y amor muy especial que Dios te va demostrando."
"Jesús desde su nacimiento nos indica nuestra misión, que es la de despreciar lo que el mundo ama y busca."
"Digámonos con el pleno convencimiento de que nos decimos la verdad: alma mía, comienza hoy a hacer el bien, que hasta ahora no has hecho nada."
"Ora y espera; no te inquietes. La inquietud no conduce a nada. Dios es misericordioso y escuchará tu oración."
"Oh! Qué precioso es el tiempo! Felices los que saben aprovecharlo, porque todos, en el día del juicio, tendremos que dar cuenta rigurosísima de ello al Juez supremo."
"Ora con perseverancia, con confianza y con la mente tranquila y serena."
"Para que se dé la imitación, es necesaria la meditación diaria y la reflexión frecuente sobre la vida de Jesús."
"Meditemos la gran condescendencia con la que Jesús asume nuestra misma carne para vivir en medio de nosotros la mísera vida de la tierra."
"Muchas veces ignoramos que para crecer tenemos necesidad de pan duro; es decir, necesitamos cruces, pruebas, contradicciones."
"Mira: por un sí, por un solo sí, fiat secundum verbum tuum, por hacer la voluntad de Dios, María llega a ser Madre del Altísimo."
"Guárdense de la ansiedad y de las inquietudes, porque no hay cosa que impida tanto el caminar hacia la perfección."
"Jesús desde su nacimiento nos indica nuestra misión, que es la de despreciar lo que el mundo ama y busca."
"Jamás te he visto tan querido de Jesús como en este momento. Por tanto, ¿qué motivo tienes para temer, temblar y asustarte?"
"Igual que el cuerpo necesita de alimentarse, así el alma necesita día tras día de la cruz, para purificarse y separarse de las criaturas."
"Procura no inquietar tu alma ante el triste espectáculo de la injusticia humana. Sobre esta injusticia verás un día el triunfo definitivo de la justicia de Dios."
"Ten gran confianza en la misericordia y en la bondad de Dios."
"A la medida que te vayas vaciando de ti mismo, es decir, del amor al cuerpo y de tu propia voluntad, y te vayas enraizando en la santa humildad, el Señor lo irá comunicando a tu corazón."
"El Señor hace ver y llama, pero no queremos ni ver ni responder porque son los propios intereses los que nos agradan."
"Cuando nos ponemos a orar a Dios, busquemos desahogar todo nuestro espíritu."
"Un solo acto de amor a Dios en tiempos de aridez vale más que cien en momentos de ternura y consuelo."
"Actuemos de modo que Dios no vea en nosotros nada más que el bien."
"Cuando se pasa ante una imagen de la Virgen hay que decir: Te saludo, Maria. Saluda a Jesús de mi parte."
"De la meditación y de la reflexión frecuente sobre la vida de Jesús brota la estima de sus obras; y de la estima, el deseo y el consuelo de la imitación."
"Cuando no consigas avanzar a grandes pasos por el camino que conduce a Dios, conténtate con dar pequeños pasos y espera pacientemente a tener piernas para correr, o mejor alas para volar.
"En la medida en que crecían en la Madre nuestra los dones del cielo, ahondaba cada vez más en la humildad.
"¿No nos dice el Espíritu Santo que, en la medida que el alma se acerca a Dios, debe prepararse para la prueba?"
"La paz se posesionará de nosotros y seremos felices y fuertes en la medida en que, manteniendo un crecimiento en la vida espiritual y mortificándonos a nosotros mismos, hagamos que Cristo viva en nosotros."
"Las mejores humillaciones son las que nosotros no hemos elegido, o también las que nos son menos gratas."
"El sufrimiento no es castigo sino amor y amor delicadísimo."
"En estos tiempos tan tristes de fe muerta, en los que triunfa la impiedad, el medio más seguro para mantenerse libres del terrible mal que nos rodea, es el de fortalecerse con este alimento eucarístico. Algo que no lo podrá conseguir aquel que vive meses y meses sin saciarse de la carne inmaculada del Cordero divino."
"La piedad es útil para todo y se adapta a todo según las circunstancias, menos a lo que sea pecado."
"Sólo un general sabe cuándo y cómo deben actuar sus soldados. Ten paciencia; también a ti te llegará tu vez."
"Sufre pero no temas, porque Dios está contigo."
"Tú que tienes cuidado de almas, inténtalo con amor, con mucho amor, con todo el amor."
"Ocupa el tiempo en ganar almas para Jesús, enseñándoles el modo de agradarle.
"Mantener el buen ánimo y cumplir el deber es lo propio de las almas más perfectas."
"No se cansen de orar a Jesús."
"Marchen con sencillez por el camino del Señor y no atormenten su espíritu
"Les conjuro por la mansedumbre de Cristo y por las entrañas misericordiosas del Padre celestial a no perder nunca el entusiasmo en el camino del bien."
"Cuando no consigas avanzar a grandes pasos por el camino que conduce a Dios, conténtate con dar pequeños pasos y espera pacientemente a tener piernas para correr, o mejor alas para volar."
"La vanagloria ha sido llamada con acierto por los santos carcoma de la santidad."
"Amemos a Jesús por su grandeza divina, por su poder en el cielo y en la tierra, y por sus méritos infinitos, pero, también y sobre todo, por motivos de gratitud."
"Acepta todo dolor e incomprensión que vienen de lo Alto. Así te perfeccionarás y te santificarás."
"Camina con alegría y con un corazón lo más sincero y abierto que puedas; y cuando no puedas mantener esta santa alegría, al menos no pierdas nunca el valor y la confianza en Dios."
"Confiesa con toda sinceridad, que, si Dios no fuese tu coraza y tu escudo, habrías sido incautamente herido por toda clase de pecados."

No hay comentarios:

Publicar un comentario

mi santo de mi devocion

mi santo de mi devocion